Pastor alemán

Origen:

Los antepasados del Pastor Alemán existían por diferentes zonas de Alemania desde hace siglos, eran unos perros de morfologías muy diferentes según la región. No fue hasta finales del siglo XIX que un oficial de caballería prusiano, Von Stephanitz, definió y desarrolló el estándar de la raza.

pastor aleman4

Personalidad:

La raza ovejero alemán es la más popular de la Argentina y una de las más populares del mundo. Su reputación se debe a varios factores. Uno de ellos es que la raza de perro ovejero alemán presenta una gran capacidad para el aprendizaje y una excelente respuesta al entrenamiento de obediencia. Otro se relaciona con el comportamiento de guardia, ya que la raza ovejero alemán tiene una de las más altas puntuaciones en lo que respecta a defensa territorial y a su actitud de ladrido ante situaciones de posible invasión de su territorio.

Sin embargo, el factor que probablemente explique su enorme popularidad lo constituye su gran versatilidad, quizá la mayor entre todas las razas existentes. El perro de raza ovejero alemán es utilizado para cumplir diversas funciones, entre las que podemos mencionar la de guardia, guía de ciegos, detector de drogas y explosivos, salvataje y su muy difundida aptitud como compañero de familia. Por lo tanto, si uno quiere adquirir un ejemplar de la raza ovejero alemán deberá previamente estudiar profundamente la línea genética a la que pertenecen los posibles candidatos a ser incorporados a la familia, a fin de elegir el que mejor se adecue a sus necesidades.

Otra característica a resaltar es su estabilidad emocional. En general, son perros equilibrados, aunque lamentablemente su alta popularidad está llevando a una crianza indiscriminada que da como resultado la aparición de ejemplares muy inestables. Esta inestabilidad se caracteriza por un excesivo temor o una desmesurada agresividad, o lo que es peor, una combinación de ambas conductas. Por este motivo resulta imprescindible no sólo una profunda evaluación del pedigrí, sino también del cachorro en cuestión antes de su adquisición.

Comportamiento:

El Perro Pastor Alemán es vivo, atento, obediente y seguro de sí mismo. Es muy inteligente y tiene una alta capacidad de comprensión. No acostumbra a ser miedoso, sensible o blando pero le gusta recibir elogios y caricias de su dueño. Es un perro vigilante y un poco desconfiado con los extraños. Aunque se lleva muy bien con los niños, a veces no sabe medir su fuerza.

Para la convivencia, el perro de raza ovejero alemán es un perro vigoroso, bastante excitable y activo. Es esencial que su dueño le provea mucha ejercitación diaria, que contribuirá a una convivencia armónica con la familia. En cuanto a su relación con los niños, puede ser un buen compañero ya que es un perro altamente sociable y está casi siempre dispuesto al juego. Sin embargo, muchas personas repiten que un perro de raza ovejero alemán tiene más paciencia con los niños que cualquier ser humano. Por esta falsa creencia muchos padres no supervisan la relación que sus hijos establecen con su perro o permiten que tengan un trato inadecuado para con el animal. Este tipo de actitud puede traer como consecuencia una respuesta agresiva por parte del perro, a quien se acusará de la agresión, aunque en realidad no sea el único responsable.

Una de las características negativas de la raza ovejero alemán suele ser su comportamiento destructivo de objetos y muebles, sobre todo cuando se lo deja solo durante algunas horas. Es necesario tener esto en cuenta a fin de proveerle al perro elementos adecuados, para no tener que lamentar roturas.

Los machos, pueden ser agresivos con otros perros y bastante dominantes con sus propietarios. Requieren una educación y un entrenamiento de obediencia adecuados, ya que en caso contrario la convivencia puede ser bastante complicada. Para quienes no saben nada de perros se recomienda en consecuencia adquirir una hembra. De todos modos, la mayoría de los problemas de agresividad que se presentan en la raza ovejero alemán suelen ser producto de perros dominantes que han recibido una educación inadecuada por parte de sus dueños y un mal entrenamiento de obediencia por parte de muchos adiestradores que utilizan el castigo como método básico de enseñanza.

La gran capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del perro de raza ovejero alemán hace que estos animales respondan bien a técnicas de enseñanza inadecuadas que a largo plazo llevan a la aparición de serios trastornos de conducta. Por esta razón, resulta imprescindible asesorarse muy bien antes de elegirles un instructor.

pastor aleman2

Aspecto:

El Pastor Alemán es un perro largo, fuerte, robusto y musculoso. Es de estructura sólida y de huesos secos. Tiene unas orejas de tamaño mediano, rectas y que acaban en punta. La cola es gruesa y peluda y se extiende por lo menos hasta el corvejón. El Pastor Alemán puede ser de pelo duro, de pelo largo y duro o de pelo largo, y acostumbra a ser negro con manchas marrones, amarillas y gris claro.

Salud:

Debido a la popularidad del Perro Pastor Alemán y en consecuencia, a la cría en exceso de la raza, las enfermedades y los defectos han aumentado con los años. El mayor problema que se ha detectado es de comportamiento, junto a la displasia de cadera y de codo, problemas óseos/articulares, problemas oculares, torsión de estómago y epilepsia.

pastor aleman

Anuncios