Bull terrier

Origen:

Ya desde la Edad Media los ancestros del Bull Terrier eran utilizados en peleas de perros contra toros. En el siglo XIX se puso de moda que los perros lucharan entre sí y contra todo tipo de animales salvajes o domésticos (tejones, osos, asnos, caballos, monos e incluso leones).

Los perros que se usaban en estas peleas descendían de cruces entre Bulldogs y diferentes Terriers. En 1835 se prohibieron los combates a pesar de que seguían en la ilegalidad. Por esos años ya se empezaba a diferenciar lo que en 1860 se conocería como Bull Terrier.

El perro de raza bull terrier fue originalmente utilizado como perro para la lucha. La selección del perro de raza bull terrier se basaba tanto en características psíquicas que morfológicas. Descendiente del bull dog inglés y de terriers era tan fuerte como el primero pero a su vez más ágil y rápido.

Aunque violento en su origen, una selección eficaz y otras aportaciones de sangre lo convirtieron en un perro de carácter regular. En la actualidad la raza de perro bull terrier se está afirmando cada vez más como raza de compañía, aunque lamentablemente siempre hay personas inescrupulosas que pretenden seguir utilizándola para la lucha.

Bull-Terrier-Ingles

Personalidad:

El perro de raza bull terrier suele ser tranquilo y no muy excitable aunque siempre mostrando una gran energía en toda situación. A pesar de lo que pudieran indicar las apariencias, el perro de raza bull terrier es bastante ágil.

El perro de raza bull terrier posee con una gran personalidad, es tenaz y muchas veces obstinado, características que debe a su componente de terrier. La relación del perro de raza bull terrier con las personas extrañas no suele ser de las más afectuosas, aunque ello no significa que sea indifirente ni agresivo. Si bien actualmente queda poco de su antigua ferocidad siempre hay que ser cauteloso en su relación con otros perros, aunque si el cachorro es correctamente socialzado no suele tener problemas de convivencia.

Los ejemplares de raza bull terrier no suelen ser muy juguetones por lo que no serían los compañeros ideales para los chicos, sobre todo para los de corta edad.

Comportamiento:

El Bull Terrier es disciplinado aunque a veces puede ser testarudo y desobediente. Es silencioso, dulce y agradable. Tiene un fuerte instinto territorial y hace bien el papel de perro guardián. Se le considera un perro equilibrado y amante de los niños.

La particularidad más sobresaliente del comportamiento de la raza de perro bull terrier es su gran personalidad. No obstante a pesar de ser obstinado, se somete a la disciplina en mucho mayor grado que en sus orígenes. Tal es así que muchos de los admiradores de la raza bull terrier no dudan en afirmar que actualmente sus ejemplares son un perros obedientes, afectuosos y sensibles.

Finalmente vale la pena tener en cuenta que en en algunas ocasiones se ha diagnosticado en perros de raza bull terrier una patología denominada síndrome disociativo que se caracteriza porque los animales que la padecen pierden su interacción con el entorno y que parecería tener un componente genético.

cachorros-bull-terrier_MCO-F-3423892025_112012

Aspecto:

El Bull Terrier es un perro fuerte, musculoso y bien proporcionado. Se caracteriza por tener una cabeza larga y fina, de forma ovalada. Tiene las orejas pequeñas, delgadas y erguidas. La cola es corta y la lleva horizontal. Su pelo es corto, liso, plano, áspero y brillante y puede ser de color blanco, manchado o atigrado (negro, rojo, leonado o tricolor).

Salud:

El Bull Terrier goza de buena salud, la sordera es el problema que más afecta a la raza, sobre todo en los ejemplares blancos. Este perro también se puede ver afectado por hernias, una anomalía en la cola, acné o acrodermatitis.

bull terrier